¿Qué es el gasoil?

El gasoil es una mezcla de hidrocarburos en fase líquida compuesto en su mayoría por parafinas, que se utiliza como combustible para motores diésel y para calefacción. Su densidad es de 850 kg/m³ y su punto de ebullición se encuentra entre los 220°C y los 350°C. Otros nombres por los cuales es conocido el gasoil son: gasóleo, diésel, gas-oil.

Dispensadores de gasoil para motores diesel
Dispensadores de gasoil

Puede decirse que originalmente el gasoil se extrae de la refinación del petróleo por medio de una destilación fraccionada. También puede obtenerse mediante destilación al vacío y mediante craqueo de fracciones más pesadas. La denominación gasoil proviene de aceite de gas, ya que antiguamente esta mezcla de hidrocarburos se utilizaba para producir el gas del alumbrado público. El combustible alternativo al gasoil es el biodiesel.

Composición del gasoil

Como toda mezcla de hidrocarburos, el gasoil o gasóleo cuenta con una composición específica de cortes de hidrocarburos, la cual es la siguiente:


  • Hidrocarburos saturados: 75% (principalmente isoparafinas y cicloparafinas)
  • Hidrocarburos aromáticos: 25% (naftalenos y alcalobencenos)

La fórmula química del gasóleo es la siguiente:

C12H26

Al ser una mezcla, también incluye pequeñas trazas de otros componentes cuyas mezclas van desde C10H22 hasta C15H32.

Propiedades del gasoil


Gasoil como combustible en motores diesel
Gasoil como combustible

En la siguiente tabla veremos las principales propiedades del gasoil:


PROPIEDAD
VALOR
Densidad
0,832 kg/l (varía según la región)
Poder calorífico
43,10 MJ/kg
Densidad volumétrica
35,86 MJ/L
Emisión de CO2
73,25 g/MJ

Otro punto relevante de este tipo de combustible, es que cuenta con una baja emanación de azufre durante su combustión (inferior al 1%), lo que ayuda a reducir las emisiones contaminantes al medio ambiente.


Tipos de gasoil

Bidón con gasoil para motores diesel
Gasoil

El gasoil o gasóleo proveniente del petróleo, se puede clasificar según su tipo en:
  1. Gasóleo tipo A: Es el gasoil de mayor calidad de todos, siendo ideal para vehículos de combustión. Es mucho más refinado y contiene aditivos para evitar que se solidifiquen las parafinas a temperaturas muy bajas. Además, reduce el consumo y las emisiones contaminantes del vehículo, elevando las prestaciones del motor y protegiendo la bomba de combustible y el sistema de inyección.
  2. Gasóleo tipo B: Combustible que por lo general es utilizado para hacer funcionar máquinas industriales, agrícolas y embarcaciones, así como otros vehículos. Al ser menos filtrado que el gasóleo tipo A, contiene más parafinas que este, de modo que suele presentar mayor cantidad de problemas de mantenimiento en los motores que lo utilizan como combustible.
  3. Gasóleo tipo C: Es generalmente utilizado para la calefacción, por lo que es suministrado como combustible en calderas y equipos de producción de calor. Es mucho más económico que los anteriores. Hay que destacar que es el tipo de gasóleo con mayor poder calorífico y que actualmente es tan refinado y limpio como el gasóleo tipo A y B.
Actualmente, existen regulaciones para que el gasoil se mantenga en parámetros aceptables de emisiones al ambiente. De hecho, hay multas sobre el uso del tipo B y del tipo C que no cuenten con los parámetros establecidos, de modo que se puedan mantener controladas las emisiones tóxicas de los tipos menos filtrados y refinados al no ser utilizados por vehículos comunes en ciudades y grandes centros urbanos.

Referencias:



Publicar un comentario

0 Comentarios